¿Qué es la segmentación del mercado y cuál es su importancia?

¿Qué es la segmentación del mercado y cuál es su importancia?

Para entender con facilidad el concepto de segmentación del mercado, lo más conveniente es explicarlo mediante un ejemplo.

Imagina que tu empresa posee una red de gimnasios profesionales en todo el país. Se puede asumir que los potenciales clientes serían aquellos que están interesados ​​en mantenerse saludables y en forma. Pero es importante comprender que no es del todo correcto definir a todos tus clientes en un único grupo.

Dentro de esta gran cantidad de personas podría haber gran cantidad de segmentos o subgrupos, que tienen sus propias prioridades, deseos y necesidades. Es por ello que la función principal de la segmentación del mercado es ubicar a los clientes en diferentes grupos con necesidades similares, con el objetivo de adoptar un enfoque más específico.

 

¿Por es útil la segmentación del mercado?

El proceso de dividir a los clientes en subgrupos bien definidos que tienen necesidades, requisitos y prioridades comunes es útil porque permite enfocar las estrategias para aumentar significativamente las ventas e incrementar su lealtad.

Incluso si vendes el mismo producto a diferentes subgrupos, puedes crear diferentes paquetes y proporcionar diferentes servicios.

Sin embargo, antes de comenzar a segmentar, es importante analizar cada grupo cuidadosamente para asegurarse de dividirlos adecuadamente.

 

Criterios a tomar en cuenta para aplicar correctamente esta segmentación

Para ello se toman en cuenta ciertos parámetros, entre los que se incluyen 3 aspectos de gran relevancia:

Aspecto geográfico: país, idioma, región, provincia, ciudad y barrio.

Demográfico: género, edad, ocupación, etnia e ingresos.

Psicográfico: estilo de vida, valores e intereses.

Todos estos ayudan a encontrar los aspectos específicos para poder segmentar cada vez más el mercado y llegar así al público adecuado.

 

Por otra parte, es indispensable realizarse una serie de preguntas que ayudan a identificar con más facilidad estos grupos. Éstas se agrupan en disponibilidad, mensurabilidad, materialidad y vitalidad.

Disponibilidad: ¿Podrá lograr sus objetivos? ¿Tiene suficiente dinero, recursos y canales de distribución?

Mensurabilidad: ¿Es posible estimar la cantidad de clientes en cada subgrupo para que pueda asignar dinero de manera efectiva para marketing?

Materialidad: ¿Es este subgrupo lo suficientemente grande y estable como para que la inversión valga la pena?

Vitalidad: ¿Podrán los consumidores pagar este producto o servicio? ¿Entienden todos los beneficios que quieres ofrecerles? ¿Ven que su producto o servicio es mejor que la competencia?

 


Comentarios